Guía de como transmutar parásitos energéticos

el

En este período corto en el que he estado estudiando espiritualidad, me he topado con muchas verdades sorprendente, y una de ellas es que a lo largo de nuestra vida sufrimos… Cómo lo enseñase el Buda en su primer discurso “Las Cuatro Nobles Verdades”, el ser humano sufre desde el momento en el que nacemos, vivimos y en el ocaso de nuestra existencia morimos (desencarnamos).

Es así que cada vez que tenemos una enfermedad o un accidente es muy factible que haya sido producto de algún parásito energético, el cual no vemos, pero que deteriora nuestra nuestro entorno o ambiente.

Recordemos una máxima que dice: “Somos lo que pensamos”, si nosotros no estamos sintonizados con pensamientos positivos, correctos y sanos, seremos propensos a atraer a nuestra vida energías negativas las cuales nos absorben nuestra propia energía, resultando que nuestra energía se deteriore y en consecuencia se manifiesten las enfermedades.

La salud de uno es el resultado entre el ambiente que generamos y la fortaleza o vulnerabilidad de nuestro organismo. Si se encuentra cansado, agotado, enfermo, sin ánimos de nada, será necesario que cambie su alimentación, su ambiente negativo por uno más saludable. Me refiero a que no se tiene que cambiar de casa o ciudad, bastará con empezar a cambiar conductas y hábitos, personas con las que se relacione.

El científico Bruce Lipton dice: La mente consciente es creativa y la subconsciente trata de todos los hábitos. Si le enseñas al subconsciente algo diferente, se lo enseñas también a la consciente, pero no al revés. Los pensamientos positivos, el conocimiento, solo funcionan el 5% del tiempo, pero el 95% son los hábitos que tenemos desde la niñez. Y esa es la razón por la que los pensamientos positivos no son suficientes.

Para cambiar el subconsciente hay que repetir y repetir es a través de la práctica que se crea un hábito, digamos que abrimos la puerta al subconsciente a través de símbolos, practicas, respiraciones, meditaciones, rituales.

Ahora bien, para poder eliminar estos parásitos energéticos se puede emplear lo siguiente:

  1. Incienso: Limpiarse periódicamente con el humo del incienso de calidad a ser posible 100% natural o ecológico, preferentemente de sándalo, romero o ruda por todo el cuerpo.
  2. Antahkarana: Este símbolo tibetano no solo es un poderoso sello para la sanación y meditación, sino para limpiar los chakras, poniéndolo en su pared, directamente en su dirección (encima de su cama). Poner un Antahkarana hembra y dos machos (se diferencia porque las hembras tienen líneas más delgadas y los machos más gruesos y pequeños). También sirve para optimizar cuartos y limpiar ambientes.
  3. Gayatri Mantra: Con la poderosa vibración de este mantra, repele toda baja vibración y negatividad en general. Recitarlo cada día por 108 veces.
  4. Reiki: El Reiki es muy bueno para esto, ya que trabaja con el flujo y la vibración de la energía. Hacer el Cho-ku-rei (Choo-Koo-Rai) con líneas de fuego dorado, pronunciando 3 veces o más, tanto oral como mentalmente, recitarlo con firmeza.
  5. Cuencos: Los cuencos tibetanos son muy eficaces para elevar y limpiar la vibración de los chakras.

Es importante señalar que los parásitos energéticos son seres de bajo nivel, los cuales se adhieren a nuestro campo energético (Aura), debilitándonos y ocasionándonos vicios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s